EL FLÚOR

El uso diario del flúor es considerado el principal instrumento para combatir las caries, como inductor de remineralización reforzando diente ante el ataque ácido producido por las bacterias.

El flúor se puede encontrar en las aguas de consumo (ciertas regiones) en pastas de dientes, geles, colutorios, …

Se recomienda su uso en jóvenes y adultos. A dosis elevadas puede ser tóxico, así pues, debe ser su dentista quien recomiende su uso.